CUÁNTO POR LAS FOTOS DE MI BODA?

01 de septiembre, 2019 - General - Comentarios -

¿Cuánto por las fotos de mi boda?

 

 

 

Esta es quizás la expresión más común, entre las parejas que no tienen idea, sobre el precio del servicio de fotografía.

Y es que para algunos, en un tiempo donde la tecnología está tan cerca y a la mano de todos, donde con un IPhone se toman fotos “bonitas”, no es fácil entender, de donde un fotógrafo “profesional” establece sus tarifas.

A continuación vamos a desmenuzar, qué aspectos son tenidos en cuenta, a la hora de establecer un precio final al cliente:

  • El primero y quizás el más importante de todos, el conocimiento y experiencia del fotógrafo. Los años de ejercicio y la inversión en tiempo y dinero, que conlleva estar a la vanguardia en nuevas técnicas y tendencias fotográficas, para establecer un estilo propio. O ¿acaso te dejarías operar de un médico graduado en 1.980, y que nunca se haya actualizado?

 

  • El equipo. “No es la flecha, es el indio”, es quizás un dicho popular que guarda mucho de verdad y mucho de mentira. Hagamos el símil con un Tv de hace tan sólo 5 años atrás;  ¿tendrá la misma calidad de imagen que los actuales?  Por supuesto que no. El contar con un equipo completo de cámaras, lentes, luces, modificadores, memorias y discos de almacenamiento, baterías, radio transmisores, y otros, es una inversión que de lejos puede superar los 8.000 dólares en el mercado.

 

  • Ahora bien, la póliza de seguro para dichos equipos, oscila los 350 dólares anuales y sumado a ello, la depreciación que se va generando en los activos.

 

  • Otro factor, es el pago de la seguridad social del fotógrafo y sus asistentes.

 

  • Y tocando el tema de los asistentes, es un personal indispensable, para lograr una producción fotográfica de excelentes resultados.

 

  • Dentro del equipo dejamos por fuera el equipo de cómputo (1.500 dólares aproximadamente) y licencias de software necesarios para el revelado de las fotografías, los cuales pueden superar los 500 dólares anuales.

 

  • Inversión en mercadeo y publicidad: Página web, campañas en redes sociales, medios especializados, impresos, etc.

 

  • Gastos de impresión: Photobooks, ampliaciones y otros

 

  • Viáticos de transporte para entrevistas con los clientes,  preparar las producciones, recoger trabajos en el laboratorio fotográfico, y por supuesto para las secciones contratadas.

 

  • Impuestos

 

  • Para los fotógrafos con local físico (estudio): gastos de arrendamiento, servicios públicos, impuestos, personal administrativo y de ventas.

 

  • De último y no siendo menos trascendente que los puntos anteriores, el activo más importante para todos: “el rey tiempo”. A todos nos pagan (a unos más, a otros menos), por invertir lo más preciado, nuestro TIEMPO. Y pasábamos por alto, que posterior a la atención del evento contratado, viene la postproducción, que de lejos supera el número de horas invertidas en la misma producción fotográfica.

 

Ahora que ya tenemos una idea, de los aspectos con los cuales se calcula el precio de este servicio, ¿siguen pensando que el precio es alto?

 

Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 2 =
Últimas entradas
Categorías